¿Porque se faenan animales en la Umbanda?




¿Por qué se faenan animales en Umbanda?

Aceptamos  la gentil invitación de los organizadores del Congreso y le agrademos profundamente.

Quiero además hacer extensivo mi agradecimiento a toda la comunidad de fieles y sacerdotes, por la ayuda prestada en momentos que acompañe a la Doctora Maria I. Pallavicino en su investigación sobre la religión de Umbanda. Como resultado de la mencionada investigación, que pudo realizarse gracias a la colaboración de todos ustedes, la Dra. Pallavicino ha publicado su libro Umbanda, considerado por nosotros como el primer estudio científico sobre cultos afro-brasileños en nuestro país.

En carácter de antropólogos, no pertenecientes a la comunidad religiosa, pensamos que es necesario estudiar el porque se dan determinadas manifestaciones sociales; como surgen en la sociedad; que características tienen; con que mecanismo de retroalimentación cuentan p’ara permanecer con el trascurso del tiempo.

Umbanda entro en el Uruguay hace unos cuarenta y dos años y es evidente que en el correr de los años va ganando adeptos.

Por esta razón la atención de los antropólogos esta hoy dirigida a la difusión de esta religión. Sin preconceptos ni prejuicios, tratamos de comprender los aspectos teológicos, doctrinarios, culturales y rituales  de Umbanda. Es justamente sobre este ultimo aspecto, que he sido invitada para dirigirme a ustedes. Específicamente, sobre las ofrendas rituales.

Nos valdremos de una autor, Mircea Eliade, para explicar el sentido del rito.

De acuerdo con Eliade (1972) hay una continua búsqueda de los orígenes en el rito, que nos transporta a los tiempos míticos.

El mencionado autor refiriéndose a los arquetipos religiosos dice:

“Si penetramos en el significado autentico de un mito o de un símbolo (....) nos veremos en la obligación de comprobar, que la significación revela la toma de conciencia de una cierta situación en el cosmos, y que en consecuencia, implica una posición metafísica”. “(...) los objetos del mundo exterior, como los actos humanos (...) no tienen valor intrisecto autónomo. Un objeto o una acción adquieren un valor y de esta forma llegan a ser reales, porque participan, de una manera u otra, en una realidad que los trasciende”.

Un objeto, un ser vivo, pueden llegar a ser sagrados, trascender el umbral de lo profano. Adquieren entonces una fuerza extraña que los diferencia de su medio y les confiere un sentido y un valor especial.

En este contexto los actos humanos no dependen de un puro automatismo cotidiano, sino de la calidad que les da el ser “reproducción de un acto primordial, repetición de un ejemplar mitico”.

En este enfoque que toma un sentido especial la ofrenda que se hace a la divinidad en determinadas circunstancias.

En la mayoría de las religiones se acostumbra a ofrendar a la divinidad las primicias (los primeros frutos de la tierra) para agradecer los favores recibidos y propiciar la futura ayuda.

Umbanda, no es por lo expuesto anteriormente, la única religión que realiza ofrendas. Por lo contrario, es una mas dentro de lo extensa gama de ceremoniales que se practican actualmente en el mundo.

A nuestro entender son varias las respuestas explicativas al por que se faenan animales en Umbanda.

En primer lugar debemos considerar la reafirmación del mito. El ritual se efectúa tal como fue enseñado desde los tiempos mas remotos y la ofrenda es parte de un conjunto.

Tiene relación casual con todos los demás elementos. Una pequeña variación puede significar el fracaso del efecto buscado.

En segundo lugar recordamos que dentro del marco ritual las ofrendas siempre han sido efectuadas por sacerdotes o jefes especialmente encargados  por la colectividad religiosa para esos fines.

Otro aspecto es que los fieles de Umbanda no tienen medios económicos como para dirigirse a frigoríficos de aves y faenar allí para toda la colectividad, tal como hacen en nuestro país, integrantes de otras religiones. El motivo económico, junto al volumen cuantitativo poco relevante de animales, hacen que la faena se realice en cada uno de los templos.

Los animales sacrificados en el ritual de Umbanda son aves, porcinos, ovinos y caprinos.

La carne de los mismos es consumida por los miembros de la comunidad religiosa.

La preparación de alimentos varia de acuerdo con la celebración que se efectué.

Cada Orixás tiene su plato favorito.

El consumo de ali9mentos dentro de la religión puede adquirir distintos significados.

La comida ritual en cierta forma, remueve una comunión.

No se torturan animales en Umbanda. Se faenan los ya mencionados y se respetan las demás especies de animales porque son “favoritos” de determinados Orixás.

La Dra. Pallavicino en su libro Umbanda (1988:81,82) ha señalado que existen analogías entre la mencionada religión y otros ritos practicados en diferentes conjuntos culturales vivientes o desaparecidos en la zona del mediterráneo.

Para citar ejemplos de las religiones mas conocidas por todos nosotros, podemos recordar  que en la Biblia se mencionan prohibiciones y sacrificios ceremoniales.

Son ofrendas a Yahave de carneros y machos  cabrios “sin tacha”. Podemos encontrar ejemplos en el Éxodo (Cap. 12 v. 1 al 40) en la Institución de la Pascua.

Yahabe habla a Moisés y Aarón en el país de Egipto: “Este mes será para vosotros el comienzo de los meses (...)

El día diez (...) tome cada uno para si un cordero por familia. Calculad la porción que cada uno puede comer del cordero. El cordero será sin defecto macho (...) de las ovejas o de las cabras lo tomareis.

Lo guardareis hasta el día catorce (...) y toda la multitud de los hijos de Israel lo inmolara (...) luego lo tomaran de la sangre y rociaran los dos postes (de la puerta) y el dentel de las casas en que han de comer”.

A continuación se explica la forma en que se cocinara el animal sacrificado y lo que debe hacerse con los sobrantes.

Existen mas ejemplos de sacrificios rituales en la Biblia. En el libro de Ezequiel (Cap. 43, vers.18) se detallan siete días de sacrificios con novillos y carneros para la dedicación del altar.

 

http://www.chasque.net/armando/nuestraumbanda/ediciones/A2/principal2aa.htm